La Vida en Cristo

Aceptar a Cristo Jesus como nuestro nucleo, eje o centro personal de toda nuestra vida, es un completo rechazo a las obras del mal. Dicho sea de paso, tu te conviertes en un tesoro preciado ante los ojos de la maldad al notarte muy amigo de Cristo.

Durante tu caminar hacia tu relacion personal con Jesus te encontraras con muchos milagros, misterios llenos de amor y bondad, sentiras que por fin la vida te habla de algo bueno, de algo digno de alabarse, pero tambien te veras sometido a muchas pruebas. Para evitar caer ante esas pruebas deberas estar preparado de forma tan sutil y meticulosa, que el mismo hecho de prepararte podria llevarte a la confusion y a distanciarte de Cristo. Deberas tener estos puntos en cuenta de menor a mayor para evitar todo tipo de engaño, estrategia o mentira del maligno para apartarte de Cristo. Siguelos en el orden en el que te los doy, puesto que ningun espiritu inmundo ataca al Cristiano demostrando su mayor poder. Empieza siempre con lo mas suave, porque asi si caes se da cuenta de lo debil que aun sigues siendo. Pero si te muestras resistente por el amor a Cristo, te atacara aun mas fuertemente. Estos son:

1. Al final de cualquier conversacion sobre Dios con cualquier persona, sin importar su credo, raza, sexo o cultura, ten en cuenta que no hablas por la ley, ni para defender ley alguna, sino por el amor y para ponerlo en alto demostrando bondad con quien esta frente a ti.
2. Si tienes algun don que Dios te ha regalado, no te llenes de soberbia, ego o vanagloria buscando la adoracion de otros para que te amen y te den halagos. Te aseguro que has tenido tu recompensa en el cielo.
3. Purificate siempre con una oracion sencilla, haz alguna obra de bien y asiste a tu Iglesia para dar tu aporte como ayudante o materialmente sin sentirte obligado.
4. Haz un ayuno de algo que te guste mucho. No dejes de comer al menos que estes capacitado para resistirlo. El demonio es astuto al usar cualquier ataque fisico autoimpuesto como excusa para que castigues la obra del mismo Dios, ya que somos imagen y semejanza de su amor. Muchos santos fueron engañados de ese modo. Cuando te flagelas, te castigas o te autoimpones sacrificios personales, solo le das placer al enemigo, pues castiga tu propia dignidad que tambien es la representacion de la creacion divina. No podemos tentar jamas contra nuestro cuerpo. La carne la corregimos a traves de la conciencia, no de los castigos fisicos.
5. No ores pidiendo nada material. Pide por tus estudios, trabajo, tu familia, el pan de cada dia, tus hijos, tu relacion, tus amigos. Pide sin esperar nada a cambio. Pide el don de amar, de ser atento, de ser comprensivo, de perseverancia y paciencia, de sabiduria y discernimiento.
6. Si sientes presencias malignas, que para este 6to. nivel ya deberias tener bien enfurecido al maligno con todo lo que has hecho anteriormente, jamas hables con ninguna voz, experiencia paranormal, fantasma, cosa cualquiera que no entiendas como llego ante ti o voz que pareciera extraña, al menos que no sepas distinguir la voz de un angel, no hables. No pretendas creer que puedes negociar con el maligno.
7. Descarta, aunque alguna vez tengas una aparicion que te la mereces. Cuando piensas que eres demasiado bueno, la soberbia te atrapa de nuevo y caes. No puedes jamas creerte mejor, mas bueno que nadie. Solo Cristo Jesus es la respuesta a todas tus necesidades y preguntas. Tu solo eres un empleado. No sabes nada, Jesus es el señor y dueño de todo.
8. Procura bendecir el lugar donde estas, la comida, las personas que te rodean, los objetos inclusive, todo ponlo en las manos de Cristo y lo demas que viene por añadidura, que sea.
9. No interpretes la biblia para mejorarle el mundo a los demas, si no solamente a ti mismo.
10. Si alguna vez tienes una experiencia con algun espiritu maligno, no lo encares. Quedate en silencio, pero con aptitud, sin temor. Al contrario, mejor sonrie mientras pides la bondadosa gracia de Cristo para que se haga cargo. Ten confianza en su amor. A eso se le llama fe.
11. No menosprecies nada ni a nadie. Incluso a la maldad misma, porque la maldad se alimenta de tu odiar la misma maldad. Ironico, pero cierto. No debes luchar contra la maldad. Dios se hace cargo de eso. Tu deber esta en corregir con tu libre albedrio tu interior y de ahi Dios se encarga, por tanto, solo te queda confiar.
12. Ama a Dios y a tu projimo como a ti mismo. Resuelvelo todo con amor. Quien no te escuche, no alteres tu alma con preocupaciones y afanes. Dejate quemar por su Espiritu Santo, por la Suavidad del Padre y por la Sangre compasiva, sanadora y amorosa de Jesus, Hijo del Padre. Amen.

Comentarios

Entradas populares