EL GRAN MISTERIO OLVIDADO DE LA GENEROSIDAD

Habremos olvidado la verdad sobre la generosidad para imponer la mentira de nuestro ego sobre la definicion de la misma. Sin redundancia alguna, empiezo por aclarar la gran mentira en la que esta el mundo actualmente: "Hoy por ti, mañana por mi. Se lo que dirán, que esta bien crearnos una idea ilusa que nos haga pensar que al dar algo, recibiremos el doble.

La mentira más garrafal que se haya creido usted y, sabe por qué? Porque esa misma postura le llevará a usted a crear otra mentira: "Da solo al que tiene para que te devuelva más". Sin duda estará usted considerando que mientras más invierte en esa persona, más asegurado tiene su mundo a la hora de necesitar algo de ella. En otro modo, le estaria comprometiendo. Creo que no esta mal pensar a nivel de negocios en usar esto como estrategia. Pero estoy hablando a nivel humano y espiritual.

Voy con la verdad sobre la generosidad. Todo lo que les diré ha sido extraido de la Biblia y, que conste, no fue un invento mio. Aqui encontraremos miles de pasajes que contradicen la famosa frase: : "Hoy por ti, mañana por mi". El primer opuesto de la Biblia dice: "Que tu mano derecha no sepa lo que da tu izquierda". Hay otro mas escandaloso: "Cuando des algo, quedatelo callado, asi mi padre que ve en lo secreto, te premiará". Asi pues, si lo que buscas es apremiaciones humanas, alagos y alabanzas por parte de otros, olvidate de las bendiciones del cielo, porque ya las echaste a perder en el instante en que decidiste por las del mundo.
Aqui hay otra muy controversial: "Cuando hagas una fiesta, no la hagas para invitar a quienes te pueden corresponder igual o devolver el favor, sino, que sal a la calle e invita a los pobres, mendigos, liciados, enfermos, desamparados y habras conseguido acumular grandes tesoros para el cielo, donde nunca se corroerán como la polilla y el gusano corróen las de este mundo".

Cuando te des cuenta de lo que digo, te podrias desmayar: "Es facil saludar a quienes nos saludan, es facil practicar el bien con quienes lo hacen contigo, Pero, qué mérito tiene esto? Si hasta los pecadores obran asi, conservando sus propios intereses. Das esperando algo a cambio? Yo les digo: "Amen a sus enemigos, oren por sus perseguidores, perdonen a quienes menos desean hacerlo, no den esperando recompensas, porque ya mi Padre del Cielo sabe lo que a ustedes les hace falta mucho antes de que se lo pidan.

No esten diciendo al son de trompetas lo que han hecho de bien, porque no es la alabanza de ningun hombre la que te recompensará. Si buscas elogios humanos, entonces, no esperes ninguna recompensa por parte de Dios. No repitan las mismas acciones de los fariseos, que solo se paran en las esquinas de los templos con sus largas vestimentas y tardando horas y horas alli para que digan de ellos los santos que son. No dejes nunca de ser generoso para Dios, pero evita en lo mas posible ser observado al hacer el bien.

Cuando ayunes, no andes con la cara triste, ni con el rostro tapado o diciendo que estas ayunando para que todos se enteren y vean lo santo que eres. Antes bien, perfumate la cabeza, camina alegre y evita hacerte notar. Asi mi Padre que esta en el Cielo te premiará en lo secreto. La Generosidad no es un dar para recibir. Esa es una verdad creada por personas interesadas que saben bien que al depositar en quienes tienen recibiran cosas a cambio. La generosidad es solo un lema que les sirve a muchos ricos como excusa para destacarse y hacerse notar y asi obtener mas publicidad y ganar mas dinero. Llamenle trueque bien organizado y estrategico pero que solo pesara en sus conciencias.

Esperemos que los que son llamados al cielo, al final no se les recuerde aquella famosa lectura: Señor, te vimos enfermo y encarcelado y te visitamos, hambriento y te dimos de comer, sediento y te dimos de beber. El les dira: "Alejense malditos de mi presencia, porque cuando tuve hambriendo y sediento no me dieron de comer o beber, encarcelado o enfermo y no me visitaron, porque cuando no practicaron esto con ninguno de mis pequeños, conmigo no lo hicieron. Y los que no sabian nada de esto, les llamo igual: Acerquense benditos de mi Padre, porque cuando tuve enfermo, encarcelado, hambriento o sediento conmigo tuvieron misericordia y generosidad al haberselo hecho a los mas pequeños". Esos pequeños no se refiere a los niños, se refiere a los que nunca pudieron devolver nada a cambio de algun favor que les hicieran, porque asi es como se gana el cielo. Y ellos le diran: "Señor, pero cuando hicimos tales cosas". El respondera: "Cuando conmigo lo hicieron en el silencio para agradarme a mi y no a sus propias vanaglorias e intereses.

Comentarios

Entradas populares